noviembre 15, 2014
Axel Kicillof y Héctor Timerman en la cumbre G20 de Brisbane, Australia
Que el tema de la deuda cuente con el aval y la preocupación de todos los países, es para nosotros un avance para el G-20.

 

DECLARACIONES DEL MINISTRO DE ECONOMÍA, AXEL KICILLOF, Y DEL CANCILLER HÉCTOR TIMERMAN, TRAS PARTICIPAR DE LA PRIMERA JORNADA DE LA CUMBRE DEL G-20 EN BRISBANE, AUSTRALIA

PERIODISTA.- ¿Cuál es el análisis que hace de esta primera jornada aquí en la reunión del G-20?

KICILLOF.- Ayer se realizaron dos reuniones muy importantes de los presidentes y primeros ministros de los países del G-20; una primera que fue a la mañana temprano donde era cerrada y se hizo un poco el análisis de la situación mundial y, sobre todo, se habló de cuáles eran las medidas que se iban a tomar o se estaban tomando para intentar darle un poco más de impulso a una economía que se encuentra débil.

Recién comentaba el representante de la OCDE que el comercio va a la mitad de la velocidad que se esperaba, y que las inversiones se encuentran a nivel mundial, un 40 por ciento por debajo que antes de la crisis, y en Europa un 80 por ciento por debajo las inversiones. Como ustedes sabrán, lo que empuja la economía mundial es la demanda y la demanda está compuesta tanto por la inversión como por las ventas externas, las exportaciones para todos los países. Si las exportaciones no son dinámicas y la inversión está muy aplanada, la verdad que estamos en una situación mundialmente compleja. Así que se estuvo charlando de eso.

Un objetivo del G-20 es generar 2 puntos más del Producto. Cada país tiene que presentar un plan nacional y se ha visto también, creo yo, una atención entre dos visiones de cómo orientar la salida de la crisis, una más vinculada a la oferta y a lo que los argentinos conocemos bien, las reformas estructurales, la consolidación fiscal que en realidad es el nombre, el eufemismo que le han puesto a la cuestión de ajustar las cuentas públicas. Eso como una vía, y la otra una vía de incrementar la demanda agregada, una expansión que venga más desde el gasto y la inversión en infraestructura.

Bueno, esa es una tensión que hay a nivel mundial que evidentemente también se refleja en el G-20. Hay algunos países que están más orientados todavía a la cuestión de las reformas estructurales, reducir los presupuestos educativos, de salud, la flexibilización laboral y algunos otros países que piensan que hay que incentivar el crecimiento a través de la expansión de la demanda.

 

Reading Room - Leaders Retreat

 

PERIODISTA.- ¿Qué líneas predominantes hay en el interior del G-20 entre esas dos orientaciones?

KICILLOF.- No, creo yo que 6 años después de declarada la recesión con la crisis de Lehman Brothers en 2008, lo que se ha visto es la inefectividad de lo que se ha hecho hasta ahora. Básicamente se ha hecho un salvataje a escala internacional del sector financiero, que ahora descubrimos que todo el balance que se le inyectó a los bancos, todo el activo, no está canalizándose del ahorro a la inversión, sino que la inversión privada no reacciona.

Entonces, creo que si bien todavía no podría encontrarse una tendencia, sí se ve que la vía del salvataje financiero más la reducción del gasto, no funcionó, así que estamos en un momento, creo yo, de impasse, en un punto de inflexión donde empiezan a aparecer algunas voces hablando fuertemente de los estímulos a la demanda. Como Argentina tiene tanta experiencia en la cuestión de los estímulos contracíclicos a la demanda, me parece que tanto Argentina como los BRICS, Rusia, China, Brasil, se han orientado mucho en esa dirección. Y después, habrá que esperar un poco que esto salde en las últimas sesiones, para que se encuentren algunas conclusiones y un balance entre estas dos orientaciones.

 

 

PERIODISTA.- Australia que tiene la presidencia insistirá en que esta Cumbre va a ser económica, se va a centrar en el crecimiento y en el empleo. Sin embargo, hoy el presidente Barack Obama dio un mensaje muy fuerte que quizás desautoriza a Australia respecto al cambio climático. ¿Cuál es esa postura y también qué es lo que se ha discutido respecto a la crisis en Ucrania?

KICILLOF.- No, la verdad que se ha centrado por ahora en el tema económico. Centralmente se ha hablado nada, prácticamente si hubo alguna mención a la cuestión de Medio Oriente, lo predominante en la agenda fue creo, con razón, una crisis que ya lleva 6 años y que tenemos los últimos 3 años, no sólo que nos se ha podido reactivar la economía, sino que está en franca desaceleración, los pronósticos del Fondo Monetario, después de mes van marcando una caída de lo estimado para este 2014. Así que, se esperaba un buen 2014 que no se ha producido.

Entonces, la cuestión económica obviamente es la preocupación central que se ha expresado hasta este momento en el G-20. Tengo que agregar que, por supuesto, cada país le da su impronta, habla de lo que ocurre en su propio territorio, y también cuáles son las aspiraciones que tiene de este G-20. Ahí, la Argentina ha hecho, por instrucciones de la Presidenta, una intervención que marca la cuestión de que en la economía mundial que no arranca, uno de los problemas centrales es el peso de las deudas soberanas y la relación deuda-producto. Acuérdense que esta crisis empieza con un problema de deuda, sigue con un problema de deuda y transcurre hoy todavía con un problema de deuda, y son los países que más dificultades tienen para salir del proceso recesivo, los que más peso tienen de la deuda sobre el producto.

Es ahí donde Argentina señaló y esperamos tener todo el apoyo, porque lo hemos sentido en los diferentes foros internacionales, todo el apoyo con la cuestión de la reestructuración de la deuda soberana. Si no hay un instrumento internacional legal que permita a los países que ante problemas de dificultades de deuda, tengan un marco jurídico que le permitan resolver estas cuestiones y estemos todavía un poco como comunidad internacional, a merced de los sectores más especulativos, de los fondos buitres, también se ha hablado de las guaridas fiscales, de todas las cuestiones que tienen que ver con la elusión impositiva, es decir, todas esas fallas de coordinación entre los diferentes países del planeta que permiten que mientras los pueblos sufren, pequeños sectores se favorezcan, concentran más la riqueza, evadan impuestos, se escapen de las normas generales de cada uno de los países y en particular la cuestión de los fondos buitres, que es lamentable que cuando la deuda pública sigue siendo una grave carga para los países para poder poner en marcha sus economías, además tengan el peligro que minúsculos grupos que son especuladores financieros pero acompañados de grupos de abogados que buscan fallas en los sistemas nacionales, consigan sentencias de jueces que ponen en peligro a la arquitectura financiera internacional. Por eso, el riesgo sistémico a nivel reestructuración de la deuda, es uno de los temas del G-20.

 

G20 Australia Timerman y Kicillof

 

TIMERMAN.- Me parece que si analizamos todos los G-20 desde el primero, desde el año 2008 hasta el actual, este es el G-20 en donde más se ha hecho hincapié en la necesidad de aumentar la demanda, la creación de trabajo digno, o sea, vemos un G-20 en el cual los temas económicos han predominado, pero hay una tendencia desde el primero hasta este, cambio fundamental en que más y más países estaban pensando ya en que las políticas de ajuste no han funcionado y que hay que pasar a políticas de desarrollo, de infraestructura, de crecimiento, de demanda y de trabajo digno.

Y con respecto a la deuda, lo que sí me gustaría agregar a lo que dijo el ministro de Economía, es que todos los países reconocen que hay un problema de reestructuración de deuda soberana. Habrá diferentes visiones sobre cómo enfrentar ese problema, lo que no hay es ningún país que diga, este no es un tema del G-20, o este no es un tema que debemos afrontarlo, que debemos resolverlo, en el cual debemos involucrarnos. Así que, estamos en ese sentido muy satisfechos con que en debate que estamos llevando adelante, vamos a encontrar una respuesta o varias respuestas a un problema que ataca o que atañe hoy a la Argentina, pero que es un problema que ha sido sufrido por muchos países, en África, en Asia y en América latina.

 

G20 Australia Kirchner

 

PERIODISTA.- Brasil y Francia habían hecho un pedido para incorporar este tema en la declaración final. ¿Hoy se expresaron en este sentido en sus intervenciones? O sea, además de Argentina, hubo algún otro país que hablara sobre reestructuración de deuda soberana.

TIMERMAN.- Yo estuve en varias bilaterales, así que, entré y salí de la reunión, él estuvo presente.

KICILLOF.- Esta no era…tuvimos una primera reunión que era una privada entre los presidentes, una segunda reunión que está enfocada más a la cuestión del crecimiento donde apareció lateralmente la siguiente sesión tiene específicamente cuestiones financieras, así que, lo que sí hemos encontrado como decía recién el Canciller, que no hay país en la faz de la Tierra que no entienda que la cuestión de la reestructuración en un marco que permita certidumbre y que permita seguridad en la reestructuración de deuda soberana, es una de las cuestiones a tratar cooperativamente entre los conjuntos de naciones. Por eso, de momento lo que estuvimos trabajando intensamente, es en que este tema forme parte también y sea mencionado también en la declaración del G-20, pero esto dependerá mucho de cómo siga evolucionando la cuestión. Que aparezca el tema de la deuda, que el tema de la deuda tenga…cuente con el aval y la preocupación de todos los países, es para nosotros un avance para el G-20.

 

G20 Australia

 

PERIODISTA.- ¿Cuál es la posición de Argentina respecto al mensaje del presidente Obama para dar los 3.000 millones de dólares al Fondo de la Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático?

TIMERMAN.- Me parece que el cambio climático es un tema que no es solamente un problema de financiamiento, sino es un problema de políticas. El cambio climático tiene que estar enmarcado en una situación en la cual los países de ese cambio climático puedan surgir, puedan progresar, puedan producir más, puedan tener mercados más sustentables. Es decir, que no es solamente un problema de financiamiento el cambio climático, sino es un problema de actitud de los países más desarrollados sobre los países menos desarrollados. No hay que olvidarse que los países desarrollados se desarrollaron justamente creando un problema en el cambio climático y entonces, los países que están desarrollándose ahora, lo que necesitan son créditos, son transferencia de tecnología y es apertura de mercados.

 

Axel Kicillof en G20 Australia

 

PERIODISTA.- Evidentemente la perspectiva de los emergentes, lo que eran los precios de los commodities están un poco por un lado, obviamente las exportaciones, pueden verse afectadas. Por otro lado, el petróleo más barato puede reducir un poco la presión inflacionaria. ¿Cómo lo ven?

KICILLOF.- No, para terminar que tenemos que seguir, comento que la fase actual de la crisis iniciada en 2008, genera muchos riesgos para las economías emergentes. Evidentemente, ha habido cambios monetarios vinculados a la finalización de los programas de estímulo que pueden generar movimientos de capitales y están afectando también los mercados de commodities. Es por eso, que si bien creo que de hoy nos llevamos la idea de que nadie piensa que la crisis ha terminado, lo cual es algo que da tranquilidad, si bien hay una discusión sobre cuáles son las medidas más efectivas, era un riesgo grande que se tomaran prematuramente decisiones como si ya el temporal hubiera pasado cuando no es así. Y esto afecta también, por supuesto, los mercados de commodities y, por tanto, el comercio internacional, los términos de intercambio de los países emergentes.

Es decir que toda la economía mundial se ha comportado con mucho dinamismo desde Washington hasta acá. La verdad que ha tomado por sorpresa a muchos analistas el cambio en los precios de los commodities, pero nosotros lo venimos anunciando hace algún tiempo que el movimiento de divisas, los tipos de cambio y el fortalecimiento del dólar, puede afectar, no solo la cuestión financiera, sino particularmente los mercados de materia prima. Así que, bueno, les agradezco mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Néstor y Cristina:

 

septiembre 16, 2018

Sitio Oficial de Cristina Fernández de Kirchner

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) 2013

Sitio Desarrollado por: Dogo Creativo